2 de enero de 2007

Creencias.


Creí en ti.
Una vez creí en ti.

Te imaginé
con más amor.
Creí ver
comprensión.
Te sentí
cerca,
pareja a mí.

Me equivoqué.
Ya ves,
todo se puede
confundir:
el cielo
con el mar,
la disculpa
con la sinceridad,
el sueño
con la realidad,
el dolor
con gozar,
la risa
con las ganas de llorar,
la calma
con la tempestad,
compartir
con acaparar...

Creí en ti.
Una vez creí en ti.

¡Cuánto se puede equivocar!
Mas todo pasa.
Tú también pasarás.
Entre presencia
y ausencia,
siempre cabrá
el soñar.

Creí en ti.
Una vez creí en ti.

En el tiempo,
en la distancia,
a través del pensamiento,
por encima de las nieblas,
guardaré la sospecha en mi creencia de ti.

5 comentarios:

  1. Yujuuuu! Por fin actualizas!
    Precioso poema! Ya lo comentaré más despacito, ¿vale? estoy muy liada ahora.
    Besitos! Mua mua!

    ResponderEliminar
  2. Bobadas, Mafi, bobadas. llevas intentando querer a una persona egoista demasiado tiempo. Parece mentira que no sepas que hay gente que te necesitan como amiga, pero no está dispuesta a darte lo mismo....los generosos generais parásitos, churri. Peor para ellos, que no saben ni ser agradecidos.

    ResponderEliminar
  3. Ole! No se de qué va, pero como siempre, apoyo a Veva.
    El poema es presiosisimo! Los has escrito tu??????
    Y si, ma cherie, si, me codeo con la intelectualidad del más alto postín y la más alta edad. La dame que iba a acompañarme al viaje se encuentra en estos momentos entre sábanas, con algo que podría ser una bronquitis o una neumonía, vete a saber. A esas edades,...

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué bonito!, sobre todo ese salir a flote.

    ResponderEliminar
  5. Y volver a creer? Acompañada siempre del oportuno escepticismo, la fe puede trasladarnos a la utopica sinergia general.

    ResponderEliminar