10 de enero de 2008

Ella es así.




Para ti, que esperabas un poema y no vino la inspiración.

Tiene la cabeza poblada de rizos, todos distintos, medianos, pequeños, los más largos tocan sus hombros, los más cortos le rodean la cara; todos, ocultan sus orejas; los de atrás, se mueven con su andar.

Y en cada uno
anida,
al azar,
diferentes
maneras
de soñar
la realidad.

Los más rubios, pertenecen, sin duda, a los pensamientos claros.
Los más cerrados, a sus ansias de devenirse en caracola,
en un continuo fluir, que diría Heráclito si no recuerdo mal,
cerca del mar, oyendo su incansable ir y venir, pero a resguardo.
Los más abiertos, constituyen su faceta social, parlanchina, risueña,
atenta a lo que sucede a su alrededor, pendiente de las miradas, de los gestos de los demás, de escuchar entre líneas los pensamientos que no se dicen y adivinar lo que les está ocurriendo. Son sus rizos intuitivos.
Después están los acaracolados, en ellos destellean la inteligencia, la humanidad y la capacidad de saber ser.
En sus ojos, vivaces, despiertos, con cierto aire de ensoñación, de aguas verdosas, musgosas; dos humedales en los que entran todas las tonalidades de los ojos ajenos y que se tornan en pequeños espejos cuando intentamos penetrar en ellos; se traslucen irisaciones de recuerdos dolorosos aprehendidos en el corazón que la mente no logra erradicar y recuerdos alegres que auxilian su mirada y su pensar en la búsqueda de un nuevo andar.
Camina rápido, se escabulle, díriase que lleva alas escondidas entre las ropas.
Si se encierra en su caracola, no hay manera de pillarla, es como un correcaminos sobre pista de hielo. Si está en su faceta visible, se detiene en los gestos, sonríe con afecto y escucha o pregunta con interés de amigo y generosidad.
Contagia su alegría cuando con su carcajada percibes cómo se ríen sus ojos, esos verdosos humedales que se empapan de imágenes divertidas, jocosas, propias o ajenas.
Lectora empedernida, devora palabras y más palabras que acumula en su cerebro y sintetiza pasmosamente en cuatro ideas con diáfana claridad. Entiende lo difícil, le resulta sencillo. Adora la pulcritud. Necesita el orden en las cosas, todo tiene sitio donde estar. Sabe amar. Sabe dar con amplia generosidad. Defiende sus ideas y valores, apuesta por ellos, y se juega lo que tenga que jugarse si considera que algo es injusto o abusivo o raya en la necedad.
De sus actos se desprende nobleza, entereza y el querer saber hacer.
Navega entre dos mareas a las que no puede amar más; los motores de sus alas a ras del mar, su origen de vida y la vida a la que dio origen espumadas en su remontar.

Ella es así, y aún será mucho más...

La admiro, la respeto, la quiero y tengo la suerte de estar unida a ella por la amistad.

8 comentarios:

  1. Senior citizen10 enero, 2008

    ...Y,además, vive como los ángeles.

    (Si es que los ángeles tienen el mar enfrente y un jardín con hortensias)

    Mi enhorabuena a las dos. Por vuestra amistad, por teneros la una a la otra.

    ResponderEliminar
  2. joer, espera que me seque las lágrimas....Menudo homenaje! De verdad piensas todo eso?????

    Te quiero

    ResponderEliminar
  3. la petite amie10 enero, 2008

    Lo dicho, una maravilla.
    Y os doy yo también la enhorabuena por vuestra amistad, y las gracias por haberme dejado verla y disfrutarla de cerca.
    Besazos

    ResponderEliminar
  4. Senior: Si, hay pequeños paraísos en la Tierra, aunque sólo se pasen temporadas en ellos. Gracias por tu felicitación.

    Veva: Si no lo creyese no lo hubiera escrito, so boba. Y creo q me he quedado corta porque aún hay muchas cosas que no sé de ti. ¡Que interesante el tener aún que descubrirlas!

    Ma petite amie: Un placer tenerte cerca, ya lo sabes.

    ResponderEliminar
  5. ¿Un poema? esto es un libro de poemas :)
    Felicidades a las dos. Besos

    ResponderEliminar
  6. Senior citizen24 enero, 2008

    Mirad esto, porfa.

    http://alenacollar.wordpress.com/2008/01/23/pablo-saldana-un-intelectual-a-quien-leemos/#comments

    ResponderEliminar
  7. senior citizen:
    Ya lo he mirado y leído...
    Creo que hay mucho nervio suelto, ¿no?
    Y digo yo: ¿somos tan malos malosos los comentaristas de blogs? Los que visito, de verdad, son encantandores aunque no estén de acuerdo con una idea u opinión. Claro que siempre hay quien se sale, como en cualquier otro asunto de la vida.

    ResponderEliminar
  8. Senior citizen26 enero, 2008

    No se si has mirado el post siguiente en ese mismo blog. Está dedicado a esta humilde persona, pero no tiene nada que ver con el que me dedicó Veva.

    Te añado también otro enlace para que completes la información sobre este "affaire"

    http://blog.annasdt.com/?p=13#comments

    ResponderEliminar