30 de junio de 2006

Es tarde ya.


Es tarde ya,
medio mundo duerme,
otro medio vela,
algunos luchan,
otros protestan ante la lucha...
¿y los que temen?
¿dónde los colocamos?
¿entre los que duermen
o entre los que velan?
A veces duermo
poco y mal,
porque me asaltan
pensamientos enojosos,
porque me falta
entendimiento para con los poderosos.
Huelgan los razonamientos,
no hay cabida para la inestabilidad.
Es tarde ya,
para dar marcha atrás;
lo que ocurre ,
no es producto
de una pesadilla
de la que despertar.
Lo hecho,
hecho está,
nada lo podrá cambiar:
Ni millones de deseos
al unísono,
ni millones de voces
a un solo grito,
ni miles de pancartas
con un mismo lema.

Conviene recordar,
para aprender,
qué camino olvidar.

2 comentarios:

  1. Precioso. Especialmente esos tres últimos versos. Quiero más

    ResponderEliminar
  2. El miedo, el eterno miedo, tan patético.

    ResponderEliminar